De vuelta de Ciudad Real

Acabo de volver de un viaje a Ciudad Real donde he disfrutado de una de mis mayores aficiones, el ajedrez, jugando un torneo donde han participado algunos de los mejores jugadores del mundo como Judit Polgar, Karpov, Anand y otros monstruos del ajedrez, desgraciadamente de este tipo de eventos no se entera nadie aparte de los aficionados como yo por su nula repercusión en los medios. En fin resignación, pero os aseguro que el ajedrez es apasionante a poco que lo conozcas y practiques.